Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

EPIFANIA: EL SEÑOR SE MANIFIESTA

Hoy celebramos la fiesta de la Epifanía, es decir, de la manifestación de Jesús como Señor de todos los Pueblos. Es una fiesta celebrada incluso antes que la Navidad y de manera especial en Oriente. Su significado es especial: Dios se ha manifestado en Jesús, como un Dios universal, un Dios de la humanidad y no sólo de un Pueblo. La fiesta de la Epifanía tiene su centro en el reconocimiento que los magos de Oriente le dan a Jesús como Rey, Señor y Redentor, tal como lo ha testimoniado el Evangelio de Mateo 2:1-12. Aunque es bueno indicar que en su momento eran tres acontecimeintos los que se han solido celebrar en esta sola fiesta, por ser tradición antiquísima que sucedieron en una misma fecha aunque no en un mismo año; estos acontecimientos salvíficos son la adoración de los magos, el bautismo de Cristo por Juan y el primer milagro que Jesucristo realizó en las bodas de Caná y que, como lo señala el evangelista Juan, fue motivo de que los discípulos creyeran en su Maestro como Dios. Los sabios de Oriente se postran ante Jesús Niño y lo adoran, con sus regalos hablan de lo que ellos encuentran en Él: El oro se le ofrece sólo a los reyes, por lo que reconocen en Jesús al Rey; el incienso se le ofrece sólo a Dios, por lo que revelan que Jesús es Dios; y la mirra es un perfume que reconoce en Jesús Rey, Hijo de Dios, también a un Hombre. Precisamente en esta adoración han visto los padres de la iglesia, la aceptación de la divinidad de Jesucristo por parte de los pueblos paganos. Los magos o sabios supieron utilizar sus conocimientos-en su caso, la astronomía de su tiempo- para descubrir al Salvador, prometido por medio de Israel, a todos los hombres. (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); ... 

Continue leyendo »

UN AÑO QUEDA ATRÁS, UNO NUEVO ESTÁ POR DELANTE. FELIZ 2012

Con los mejores deseos para este año que comienza, los saludamos con esta: Bendición de vida. Que la mano de Dios te abra los ojos para que no tropieces en el camino, Que tus labios saboreen el amor de Dios Que tus palabras sean dulces a los oídos de tu prójimo. Que el Dios padre y madre te acaricie las manos para que nunca las tuyas ni las de tus hijos, ni las de tus amigos tengan que empuñar armas Que tus acciones sean inspiradas en complicidad con la mirada mansa de Dios para cantar sobre el mundo a las personas que olvidan que es fuente de alegría. En nombre de Dios, en nombre de Cristo y en nombre del Espíritu Santo, que así sea para siempre. Amén. Tomadas del libro: CULTO ARTE – Celebrando la vida ADVIENTO/ NAVIDAD/ EPIFANÍA Rubem Alves, coordinador. (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); ... 

Continue leyendo »

NAVIDAD: Un niño envuelto en pañales

Pañales Las tradiciones de los diferentes pueblos han contribuido con muchos de los símbolos que rodean la celebración de la Navidad- el pino, las velas, los regalos, el pan dulce, los pesebres: sería posible hacer un largo inventario, porque con el correr del tiempo cada cultura ha querido hacer su aporte particular. Lo notable del caso es que la mayor parte de los usos y costumbres de la Navidad no tienen mayor fundamento en los relatos originales y se originan más bien en adaptaciones más o menos disimuladas de prácticas originadas en el paganismo anterior a la fe cristiana. El fenómeno se da también a la inversa: elementos que, en los relatos bíblicos juegan un papel importante, son ignorados en las celebraciones contmporaneas. Uno de ellos es el de los pañales. Según los evangelios, los pastores que pasaban la noche cuidando sus ovejas en el campo vieron la aparición de un ángel que les dijo: “No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia, que será motivo de alegría para todos: que hoy nació en el pueblo de David, un Salvador para ustedes, que es Cristo el Señor. Y como señal encontraran al niño envuelto en pañales, acostado en un establo.” ¿Qué símbolo más adecuado de desvalimiento con que el Salvador vino al mundo? Se hizo hombre tal como nosotros. Durante años, su vida dependió -como la nuestra- del cuidado constante de los demás. Sin una madre, hubiera muerto en pocos días. Sus necesidades más elementales tuvieron que ser provistas por los demás. Se puso en nuestras manos por completo, así como años más tarde se dejaría llevar al cadalso como una oveja al matadero, sin quejas ni rebeldías. Los pañales de Jesús nos hablan de todo esto. Nos recuer dan que lo que celebramos en la Navidad no es otra cosa que esa entrega completa de Dios en manos de los hombres, sin limitaciones. Fue hombre en todo como nosotros, desde el mismo comienzo. Y desde el mismo comienzo, su misión redentora necesitó del consentimiento de otros. María aceptó ser madre sin estar casada. José aceptó un hijo que no era suyo. Y de esas dos voluntades que se dejaron llevar por la voluntad de Dios, nació un niño desvalido e indefenso, cuya venida fue señalada por pañales. ¡El Salvador del mundo envuelto en pañales! Roberto Ríos ¿Vale la pena amar? Pag. 165-167 (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); ... 

Continue leyendo »

NAVIDAD EN EL HOGAR PARA ANCIANOS

Como todos los años los abuelos y abuelas del hogar se prepararon para festejar la Navidad.  Armaron su arbolito, siempre creativo.   Este año hecho con tapitas de gaseosas.  Dicen que cerca de 10.000 tapitas son las que fueron uniendo para dejarlo de la forma que lo podemos apreciar.  También crearon tarjetas con las cuales obsequiaron a quienes participaron de su celebración. El Coro de los abuelos y abuelas abrió la velada compartiendo algunos cantos preparados para la ocasión.  Compartimos uno de ellos.  Luego un grupo de niños y pre adolescentes compartieron una pequeña obra de teatro, a cuyo final se compartió una reflexión sobre el valor del acompañamiento, a partir del texto del encuentro entre María e Isabel (Lucas 1:39-45).  Ellas fueron portadoras de una memoria historia (la promesa de un enviado de Dios para salvar a su pueblo), que les permitió asumir el rol que les toco, y fueron capaces de acompañarse durante tres meses de sus respectivos embarazos.   Así pudimos valorar la importancia de acompañarnos y cuidarnos mutuamente, en especial referido a nuestros abuelos y abuelas. Compartimos este canto navideño del Coro del Hogar para Ancianos (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); ... 

Continue leyendo »

NAVIDAD

NAVIDAD: el relato bíblico Las celebraciones de la Navidad han ido incorporando muchos símbolos a lo largo de la historia. Desde la fecha misma, pasando por el armado de pesebres, el árbol de Navidad, los regalos y ahora la inclusión de papá Noel. Por eso hoy queremos volvernos al relato bíblico, para redescubrir que como los evangelistas contaron lo que sucedió en torno del nacimiento de Jesús. Acompañamos el relato con imágenes de la representación que se hiciera de los mismos en la celebración navideña en 25 de mayo. Un ángel anuncia el nacimiento de Jesús   Por aquellos días en que Herodes gobernaba en Israel, siendo Augusto el emperador de Roma, Dios mandó al ángel Gabriel a un pueblo de Galilea llamado Nazaret,donde vivía una joven llamada María; era virgen, pero estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David.El ángel entró en el lugar donde ella estaba, y le dijo: —¡Salve, llena de gracia! El Señor está contigo. María se sorprendió de estas palabras, y se preguntaba qué significaría aquel saludo.El ángel le dijo: —María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios.Ahora vas a quedar encinta: tendrás un hijo, y le pondrás por nombre Jesús.Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios altísimo, y Dios el Señor lo hará Rey, como a su antepasado David,para que reine por siempre sobre el pueblo de Jacob. Su reinado no tendrá fin. María preguntó al ángel: —¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre? El ángel le contestó: —El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Dios altísimo se posará sobre ti. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios.También tu parienta Isabel va a tener un hijo, a pesar de que es anciana; la que decían que no podía tener hijos, está encinta desde hace seis meses.Para Dios no hay nada imposible. Entonces María dijo: —Yo soy esclava del Señor; que Dios haga conmigo como me has dicho. Con esto, el ángel se fue. María visita a Isabel   Por aquellos días, María se fue de prisa a un pueblo de la región montañosa de Judea,y entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel.Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura se le estremeció en el vientre, y ella quedó llena del Espíritu Santo.Entonces, con voz muy fuerte, dijo: —¡Dios te ha bendecido más que a todas las mujeres, y ha bendecido a tu hijo!¿Quién soy yo, para que venga a visitarme la madre de mi Señor?Pues tan pronto como oí tu saludo, mi hijo se estremeció de alegría en mi vientre.¡Dichosa tú por haber creído que han de cumplirse las cosas que el Señor te ha dicho! María dijo: “Mi alma alaba la grandeza del Señor; mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador. Porque Dios ha puesto sus ojos en mí, su humilde esclava, y desde ahora siempre me llamarán dichosa; porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas. ¡Santo es su nombre! Dios tiene siempre misericordia de quienes lo reverencian. Actuó con todo su poder: deshizo los planes de los orgullosos, derribó a los reyes de sus tronos y puso en alto a los humildes. Llenó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Ayudó al pueblo de Israel, su siervo, y no se olvidó de tratarlo con misericordia. Así lo había prometido a nuestros antepasados, a Abraham y a sus futuros descendientes.” María se quedó con Isabel unos tres meses, y después regresó a su casa. El anuncio a José María, estaba comprometida para casarse con José; pero antes que vivieran juntos, se encontró encinta por el poder del Espíritu Santo.José, su marido, que era un hombre justo y no quería denunciar públicamente a María, decidió separarse de ella en secreto.Ya había pensado hacerlo así, cuando un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, descendiente de David, no tengas miedo de tomar a María por esposa, porque su hijo lo ha concebido por el poder del Espíritu Santo.María tendrá un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Se llamará así porque salvará a su pueblo de sus pecados.” Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta: “La virgen quedará encinta y tendrá un hijo, al que pondrán por nombre Emanuel” (que significa: “Dios con nosotros”). Cuando José despertó del sueño, hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, y tomó a María por esposa. 25Y sin haber tenido relaciones conyugales, ella dio a luz a su hijo, al que José puso por nombre Jesús. Nacimiento de Jesús Por aquel tiempo, el emperador Augusto ordenó que se hiciera un censo de todo el mundo.Este primer censo fue hecho siendo Quirinio gobernador de Siria.Todos tenían que ir a inscribirse a su propio pueblo. Por esto, José salió del pueblo de Nazaret, de la región de Galilea, y se fue a Belén, en Judea, donde había nacido el rey David, porque José era descendiente de David.Fue allá a inscribirse, junto con María, su esposa, que se encontraba encinta.Y sucedió que mientras estaban en Belén, le llegó a María el tiempo de dar a luz.Y allí nació su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en el establo, porque no había alojamiento para ellos en el mesón. Los ángeles y los pastores   Cerca de Belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas.De pronto se les apareció un ángel del Señor, y la gloria del Señor brilló alrededor de ellos; y tuvieron mucho miedo.Pero el ángel les dijo: “No tengan miedo, porque les traigo una buena noticia, que será motivo de gran alegría para todos:Hoy les ha nacido en el pueblo de David un salvador, que es el Mesías, el Señor.Como señal, encontrarán ustedes al niño envuelto en pañales y acostado en un establo.” En aquel momento aparecieron, junto al ángel, muchos otros ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: “¡Gloria a Dios en las alturas! ¡Paz en la tierra entre los hombres que gozan de su favor!” Cuando los ángeles se volvieron al cielo, los pastores comenzaron a decirse unos a otros: —Vamos, pues, a Belén, a ver esto que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado. Fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el establo.Cuando lo vieron, se pusieron a contar lo que el ángel les había dicho acerca del niño,y todos los que lo oyeron se admiraban de lo que decían los pastores.María guardaba todo esto en su corazón, y lo tenía muy presente. 20Los pastores, por su parte, regresaron dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo sucedió como se les había dicho. La visita de los sabios de Oriente Jesús nació en Belén, un pueblo de la región de Judea, en el tiempo en que Herodes era rey del país. Llegaron por entonces a Jerusalén unos sabios del Oriente que se dedicaban al estudio de las estrellas,y preguntaron: —¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos salir su estrella y hemos venido a adorarlo. El rey Herodes se inquietó mucho al oir esto, y lo mismo les pasó a todos los habitantes de Jerusalén.Mandó el rey llamar a todos los jefes de los sacerdotes y a los maestros de la ley, y les preguntó dónde había de nacer el Mesías.Ellos le dijeron: —En Belén de Judea; porque así lo escribió el profeta: ‘En cuanto a ti, Belén, de la tierra de Judá, no eres la más pequeña entre las principales ciudades de esa tierra; porque de ti saldrá un gobernante que guiará a mi pueblo Israel.’ Entonces Herodes llamó en secreto a los sabios, y se informó por ellos del tiempo exacto en que había aparecido la estrella.Luego los mandó a Belén, y les dijo: —Vayan allá, y averigüen todo lo que puedan acerca de ese niño; y cuando lo encuentren, avísenme, para que yo también vaya a rendirle homenaje. Con estas indicaciones del rey, los sabios se fueron. Y la estrella que habían visto salir iba delante de ellos, hasta que por fin se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño.Cuando los sabios vieron la estrella, se alegraron mucho.Luego entraron en la casa, y vieron al niño con María, su madre; y arrodillándose le rindieron homenaje. Abrieron sus cofres y le ofrecieron oro, incienso y mirra.Después, advertidos en sueños de que no debían volver a donde estaba Herodes, regresaron a su tierra por otro camino. (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); ... 

Continue leyendo »

CUARTO DOMINGO DE ADVIENTO

El Sí a Dios nos involucra en su plan de redención Credo de Navidad Creemos en la bondad humilde de Jesús de Nazaret y en la fe, desbordada de María. Creemos  en la pobreza del portal, con un buey, y una mula, y aún sin ellos. Creemos  en el anuncio de los ángeles, presencias múltiples de Dios, en el brazo compartido de los pobres pastores,  que sueñan ilusiones y viven de esperanzas. Creemos  en las estrellas peregrinas mensajeras y en los magos inquietos y tenaces que siempre encuentran la luz cuando las siguen. Creemos  en los caminos que llevan a Belén, Creemos  en la alegría natural, en la clara amistad entre las gentes. Creemos  en los niños y niñas, en la ternura de los hombres, en la fortaleza de las mujeres,  en la sabiduría de los ancianos. Creemos  en el amor, difícil e inseguro pero cierto, muestra gratuita de Dios Creemos  en Jesús hombre perfecto,  Hijo de Dios, Dios Perfecto. (Víctor M. Arbeola) Red de Liturgia – CLAI Lecturas Bíblicas: II Samuel 7,1-11 y16 / Romanos 16, 25-27 / Lucas 1,26-38. Mensaje: En medio de tanto misterio, surge un hecho ineludible: la fe confiada de María, con sí claro, y una disponiblilidad para servir al Señor. En efecto leemos en el evangelio el anuncio del ángel a María de que tendrá un hijo, que será también hijo de Dios. Ese sí de María la convierte en la primera discípula y evangelizada: escucha la palabra de Dios, es capaz de reconocer que la acción de Dios pasa por los más pequeños y humildes. María era una mujer joven y pobre de un pueblo muy pequeño del norte del país. Ella recibe el anuncio del ángel, que la sorprende, pero sabe reconocer la acción de Dios en ese anuncio. Le dice sí a Dios. Ese sí de María la involucra en la obra redentora de Dios, es facilitadora para que Dios se haga como uno de nosotros: ser humano. Ese sí de María, es una invitación para que también nosotros demos nuestro sí a ese Dios que se acerca a nuestras vidas, a las que también quiere convertir en vidas de servicio, de amor. Sumemonos al sí. Canción navideña para escuchar, recordar y cantar. Mañana de primavera, de la cantata Nació la luz de Gerado Oberman y Horacio Vivares Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador. AudioPlayer.embed("audioplayer_1", {titles:"manana%20de%20priamvera",soundFile:"aHR0cDovL3d3dy52YWxkZW5zZXNkZWxzdXIuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvdXBsb2Fkcy8yMDExLzEyLzAyLU1hbmFuYS1kZS1wcmltYXZlcmEud21hA"}); 02 Manana de primavera (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); ... 

Continue leyendo »

TERCER DOMINGO DE ADVIENTO

Aunque no lo veamos, está Oración: Padre nuestro que estás en los cielos. Jesús es tu hijo, el es nuestro hermano,. Tú eres nuestro Padre. Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino. En Adviento y en Navidad Tú nos has dicho cómo debemos tratarnos los unos a los otros; ¡con amor!. Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. En Adviento y en Navidad has hecho lo que Tú quisiste hacer: amarnos; y nos has dicho lo que debemos hacer: amarnos los unos a los otros. El pan nuestro de cada día dánoslo hoy. Tu amor es nuestro pan de cada día. De tu amor estamos viviendo. Tu amor es el pan de todos los hombres. Muchas personas reciben este pan sólo por nuestro intermedio, pero entre aquellos que nos rodean hay muchísimos a quienes les falta pan. Están con hambre, y no puede perdonarse. Y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. En Adviento y Navidad Tú nos has dicho: va a nacer el Salvador. Te damos gracias por ello. Este Salvador quiere llegar hasta el corazón de los hombres. Que este Adviento realmente pueda salvar a muchas personas del rencor y del odio. Que este Adviento no sea un Adviento más, sino que sea un Adviento de perdón y reconciliación. Y no nos dejes caer en la tentación. En Adviento nos has dejado este mensaje: he aquí, yo les doy nuevas de gran gozo. Te damos gracias, Señor. Realmente estamos gozosos porque Tú nos quieres traer cosas nuevas: el reconocimiento de que Tú eres nuestro pan, el hambre hacia Tu Palabra, paz y unión entre nosotros. Más líbranos del mal. En Adviento Tú nos has mostrado una luz que brilla en la oscuridad. Te damos gracias, Señor, porque siguiendo esta luz Tú nos haces capaces de que este Adviento pueda traer estas cosas nuevas. Porque tuyo es el reino y el poder y la gloria por los siglos de los siglos. Tuya es la honra y el amor y la paz en la tierra, pues Tú amas a todos los hombres del mundo. AMEN. Lecturas bíblicas: Isaías 61,1-2 / Y Tesalonicenses 5,16-24 / Juan 1,6-8 y19-28 Mensaje: Hoy continuamos con el testimonio de Juan el Bautista. Su predicación, su llamado al cambio de actitud, su bautismo, llama la atención de la diregencia judía de Jerusalén, quienes envian emisarios a indagarlo. Su respuesta es clara: No soy el mesías, yo solo bautizo con agua, pero entre ustedes ya está el que viene después de mí, y al cual ni siquiera merezco deatarle la correo de sus sandalias. A partir de esta respuesta, surgen dos asuntos importantes y que debemos estar atentos para discernir correctamente. Por un lado valorar la actitud de Juan, ese reconocer “yo no soy”. Saber ubicarnos en el rol de anunciadores y no en el del anunciado, es hoy un asunto que lleva a confusiones, ya que es bastante normal encontrar predicadores muy famosos y mediáticos, como también locales y conocidos en ambientes pequeños, cuya prédica exitista los coloca en el centro de la escena opacando la propia figura de Jesús. Cuidado, no confundir el mensaje con el mensjero. Lo segundo es poder descubrir esa presencia de Jesús en medios de nustra vida, saber que aunque no lo veamos, él está. Este vínculo nos dará serenidad y calma ante las dificultades, claridad y ganas ante los proyectos y tareas a realizar. Canción navideña para escuchar, recordar y cantar. ¿Qué niño es este? (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); (function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/es_ES/all.js#xfbml=1&appId=107211282660304&set=a.107208729327226.3723.100001142977515&type=3&theater"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, "script", "facebook-jssdk")); ... 

Continue leyendo »